Razones por las que los españoles piden un crédito

Pedir un préstamo es un paso muy importante que puede influir en nuestras vidas, tanto para bien como para mal si no se hace de la forma adecuada. Pero más allá de esto, lo cierto es que en España es un proceso habitual que forma parte de nuestras vidas y en ocasiones es totalmente necesario.

Por ello, como cada uno tiene sus propios objetivos, vamos a compartir contigo una lista de las razones más habituales para pedir un préstamo en España:

  • Viajes: Posiblemente, viajar es la única forma de gastar dinero que te hace más rico. Porque normalmente lleva asociado el hecho de disfrutar de unas merecidas vacaciones, y con ello dejamos en casa nuestra rutina nuestros posibles problemas, porque aumentamos nuestra visión de la vida al conocer distintos lugares y culturas y porque además es perfecto para autodescubrirnos. Por éstas o por otras muchas razones a la gente le encanta viajar, esta es una de las razones por las que los españoles echan mano de los créditos.
  • Comprar un coche: Hay veces que el transporte público no se adapta a nuestras necesidades, por disponibilidad, por horarios o por rutas. O porque simplemente el coche actualmente es una parte fundamental de nuestras vidas, que hace muchos procesos rutinarios mucho más sencillos. Pero por desgracia el valor de un vehículo es en la mayoría de ocasiones elevado, y por tanto ese importe no está a siempre a nuestro alcance. Por ello un préstamo nos ayuda a resolver este problema. Otro motivo habitual estrechamente relacionado con comprar un coche, es pedir un préstamo para solucionar los posibles contratiempos o gastos de mantenimiento que el propio vehículo requiere. Averías, revisiones, cambios de ruedas, multas, etc. están a la orden del día para conductores habituales.

    Gastos imprevistos:
    Porque además de imprevistos, suelen ser inoportunos y llegan en los peores momentos. Cuando estamos haciendo malabares para llegar a fin de mes con nuestros ingresos, cuando tenemos nuestros presupuestos ajustados y bien cuadrados, algo ocurre y nos trastoca todos los planes. Pero hay mini préstamos pensados especialmente para estas circunstancias.
  • Reformas en la casa: Porque allí es donde pasamos una gran parte de nuestro tiempo, también se convierte en el lugar donde más artículos necesitamos, o más mantenimiento se requiere por su uso. Además nuestra casa es nuestro hogar, y necesitamos sentirnos allí a gusto. Así pues, es lógico que todo eso requiera una inversión, que por desgracia, en ocasiones es mayor de lo que podemos afrontar. Además en relación a la vivienda existen gastos asociados por los que la gente suele pedir préstamos, como el cambio de electrodomésticos o aparatos electrónicos.
  • Pagar los estudios: Por desgracia, aunque hay becas cada vez son más escasas y con criterios más selectivos. Como aún damos a la educación la importancia que se merece, este gasto se considera como una inversión en cultura y en cierto plazo también económica. Pero no es solo esto, el comienzo del cole a veces se convierte en una pesadilla económica: Libros, ropa, calzado… pueden convertir septiembre en un mes complicado. Por tanto el hecho de tener una o varias personas en casa en edad de estudiar hace que el préstamo se convierta en una ayuda necesaria.
  • Eventos especiales: Porque en la vida debe haber momentos de celebraciones y alegría. Cumpleaños especiales, bodas, comuniones, etc hacen que a veces, sea necesaria esa ayuda extra. Según estudios de consumo, los españoles gastan de media unos 700€ al año en este tipo de eventos.
  • Crear tu propio negocio: Porque lamentablemente una buena idea por si sola no es suficiente, para llevar a cabo nuestros planes de negocio también se requiere una inversión económica. Remodelar un local, comprar materiales para poder realizar un trabajo, invertir en publicidad, son una serie de gastos que hacen que nos pueda hacer falta ese empujón.
  • Reagrupar tus deudas: En ocasiones, cuando se dispone de varias deudas, estas pueden estar creciendo sin control debido a sus intereses. Por ello puede ser aconsejable pedir un crédito para recuperar el control de tus finanzas, y poder centrarse solo en un único pago con el que enfocarse haciendo tu vida más fácil. Agrupa y vencerás podría resumir esta estrategia.
  • Facturas médicas: En España tenemos la suerte de tener un seguro médico gratuito y de calidad, aunque hay ciertas situaciones en las que no lo cubre. Por ejemplo servicios dentales como ortodoncias, tratamientos de fertilidad, cirugía estética, etc, son servicios costosos que a menudo recurrimos a ellos gracias a estas ayudas.

Esta es solo una lista de razones por las que una persona puede pedir un préstamo, aunque en realidad existen multitud de posibilidades. No obstante sin importar el motivo que tú tengas, es muy aconsejable analizar bien tus opciones antes de realizar cualquier movimiento financiero.