Evita ser agregado a ASNEF

Recurrir a un préstamo es una situación frecuente a la que casi todo el mundo se ha tenido que enfrentar alguna vez. Sea cuál sea la emergencia, puede ser necesaria la obtención de un préstamo personal, o un préstamo rápido, para solventar posibles problemas de liquidez.

Precisamente, colaborando con las entidades que conceden este tipo de créditos, hay una serie de asociaciones que mantienen sus propios ficheros de morosos, permitiendo conocer la solvencia y credibilidad financiera de las personas interesadas en conseguir financiación.

¿Qué es ASNEF?

ASNEF es un fichero comercial, cuyas siglas significan Asociación Nacional de Entidades de Financiación, conocida actualmente como Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito.

Dentro de esta Asociación están incluidas compañías de crédito, aseguradoras, compañías telefónicas, empresas de suministros, casas editoriales, administraciones públicas, entre otras entidades de diversa naturaleza. Mediante la intermediación de sus socios, el departamento encargado de mantener la lista de morosos de ASNEF crea nuevos registros cada vez que una persona no cancela una deuda dentro del período establecido por sus partners informativos.

Este fichero está regido por las normas de la Ley Orgánica 15/1999 y el Real Decreto 1720/2007.
¿Cómo puedo acabar siendo incluido en ASNEF?

Lo primero que debes saber es que cualquier persona puede terminar en el fichero ASNEF. Siempre que consumas alguno de los servicios de las empresas adscritas a la lista, existe la posibilidad de aparecer en la lista si incumples con las condiciones de pago establecidas.

No hay establecido un importe a partir del cual puedes ser considerado para aparecer en ASNEF, toda deuda que sostengas puede llevarte a figurar en el fichero. De hecho, aunque solo debas un euro puedes formar parte del registro. No obstante, por lo general, no se inicia un proceso de ingreso salvo que haya un impago representativo.

Por norma, deben darse las siguientes condiciones para ser incluido:

● La existencia de un deuda real, comprobable y vencida con alguna de las compañías asociadas. Además debe tratarse de un importe de dinero que se encuentre en deuda y fuera del plazo de pago.

● Que se hayan dado solicitudes reiteradas de pago, sin respuesta alguna. Si la deuda existe y no has sido notificado de la obligatoriedad del pago, no puedes ser agregado a la lista. Además, te deben dar un plazo cercano a los diez días para pagar y evitar ser incluído.

Asimismo, no puedes ser parte de la lista si te encuentras inconforme con la deuda que se te está adjudicando. Esto significa que, si no estás de acuerdo con la misma y has iniciado una disputa legal con la compañía, hasta que no se resuelva, no puedes ser adscrito.

Solo serán incluidos aquellos deudores que se nieguen a pagar la deuda o no puedan hacerlo por causas que no están justificadas o son válidas según la ley.

También, algo importante a tener en cuenta es que, tan solo después de 4 meses de deuda, habiendo recibido las notificaciones correspondientes, podrás aparecer en la lista.

¿Qué supone estar en ASNEF?

Es importante aclarar cuáles son las consecuencias que acarrea tu presencia en la lista. Para entender esto, debemos conocer cuál es la utilidad que tiene el fichero para las empresas que lo utilizan.

Normalmente, las entidades de crédito y otros servicios financieros suelen consultar la lista de ASNEF antes de conceder la financiación solicitada, como una forma de corroborar si te encuentras en ella o no. En ocasiones, figurar en este registro de impagos, es más que suficiente para denegar créditos, préstamos o hasta un simple alquiler.

En otros casos, según el tamaño de la deuda, no será suficiente para negarte el servicio, pero puede llegar a recrudecer las condiciones y dificultar la obtención de liquidez.
¿Cómo evitar estar en ASNEF?
Considerando las dificultades crediticias que genera figurar en la lista, es vital saber qué hay que hacer para evitar aparecer en una lista de morosos como ASNEF.

● Haz frente a tu cuotas y cargos mensuales: la mejor manera de no estar en ASNEF es pagar las cuotas reglamentarias de cualquier deuda. Si las dejas acumularse, corres el riesgo de no poder asumirlas, cumpliendo así con las condiciones para entrar en la lista.

● Negociar las condiciones de pago: si estás viendo que será difícil para ti cumplir las condiciones establecidas, una manera de evitar la inclusión en ASNEF es renegociar los pagos con la compañía en cuestión, conversando con ellos las posibilidades para reestructurar las cuotas, los importes y plazos entre otros términos.

● Pagar por adelantado: una buena forma de no estar bajo presión con los términos de la deuda es ir pagando con antelación las cuotas, no dejando vencer las fechas ni acercar los plazos entre unas y otras.

¿Cómo salir de ASNEF?

Si no has podido saldar la deuda en cuestión y se han cumplido todos los criterios para la inclusión mencionados con anterioridad, entre ellos, haber recibido las notificaciones respectivas de la empresa que llevará a cabo la inclusión, no te queda otra que tratar de salir ASNEF.

Existen dos maneras sencillas de hacerlo. La primera es demostrar que la deuda por la que has sido incluido no es legítima, o que has sido agregado sin notificación por parte de la compañía.

En el otro caso supone pagar la deuda. Sin embargo, no es un proceso tan directo como parece. Una vez pagues la deuda, deberás comunicarte con Equifax con el comprobante de pago, dejando entonces pasar 10 días hasta que se haga efectivo el borrado de tus datos.

Por otro lado, ASNEF está obligada a eliminar tus datos de la lista después de 6 años figurando en ella en virtud de lo establecido por la normativa vigente en materia de protección de datos.